fbpx

Claves para gestionar de la mejor manera los conflictos

Claves para gestionar de la mejor manera los conflictos

La realidad es que en el día a día de cualquier jefe también hay situaciones de tensión y dificultad que requerirán de su mediación. Una de las más frecuentes es la gestion de conflictos laborales.

El primer paso es reconocer que en cualquier empresa, departamento y equipo de trabajo van a surgir discrepancias, malentendidos y enfrentamientos de ideas que en un momento dado se pueden traducir en un conflicto entre los miembros. El segundo paso sería hacerle frente. Es importante ser consciente de que los problemas no se solucionarán por sí mismos.

Aquí compartimos 6 consejos para la gestión de los conflictos laborales:

Sienta las bases de un buen comportamiento

Si para ti la no existencia de conflictos es un principio clave para el buen devenir de los equipos deja claro el tipo de actitudes que te gustaría que siguieran tus empleados.

Aunque puedan parecer cosas obvias y de buena educación, la realidad es que con el tiempo y la confianza este tipo de conductas y buenas maneras tienen a difuminarse propiciando la aparición de nuevos conflictos.

Prevenir es mucho mejor que curar

Enfrentarse a los conflictos es indispensable, pero ¿y si podemos ahorrarnos esa fase? Esto es posible si, observando el comportamiento de los miembros de nuestro equipo, somos capaces de identificar las áreas y temas que en algún momento concreto pueden llegar a estallar hasta dar lugar a un conflicto.

Dedica tiempo a entender las diferencias entre cada uno de los miembros y departamentos. Sus preocupaciones y momentos de estrés. De esta manera podrás tomar medidas específicas para rebajar la tensión y sortear el conflicto.

Escucha a las partes implicadas

Una de las estrategias para resolver conflictos en la empresa más simple, y que a veces se da por sentada, es, sencillamente, escuchar a la otra parte. Prestar atención y dejar que una persona exprese de forma libre su opinión es una manera de solucionar disputas.

Suele ofrecer muy buenos resultados hablar con las partes implicadas por separado y, posteriormente, realizar una reunión conjunta. De esta manera, es posible comprender las dos versiones de las partes, lo que permite interpretar de forma más objetiva la situación. 

Balancea los pros y contras

Dentro del management no existe una verdad absoluta ni nadie tiene la razón al 100% sobre un asunto. Los puntos de vista distintos sobre una determinada situación son bastante comunes, especialmente cuando se realizan negocios que implican rentabilidad o pérdida para la empresa.

Una de las estrategias para resolver conflictos en la empresa cuando surgen discrepancias sobre tomas de decisión es la de realizar un balance de pros y contras. Trasladado a la empresa, significa realizar una estimación de distintos escenarios basada en: uno positivo, uno neutral y uno negativo. De cada uno de ellos, es interesante valorar sus pros y contras para finalmente, tomar una decisión consensuada con los miembros del equipo. 

Conviértelo en oportunidad

Al igual que ocurre con los errores, de los conflictos también se aprende. Enfocar estas situaciones desde el positivismo es parte fundamental de su éxito, pero es que, además, que en un equipo de trabajo concurran puntos de vista diferentes no hará más que enriquecer el resultado final. Eso sí, debes trabajar porque la defensa de estas posiciones sea siempre desde el respeto y la admiración mutuas.

El liderazgo implica, por tanto, estar preparado no solo para prevenir la situación conflictiva, también para reaccionar lo más rápido posible garantizando la productividad y la convivencia de tu equipo.

Identifica estilos de trabajo

Al disminuir el número de empleados de una organización, se simplifica su estructura organizativa, lo cual tiene consecuencias directas sobre la actividad empresarial. Aprovechando mejor los recursos de que se

Cuando un directivo se pregunta cómo enfrentar un problema laboral que acaba de surgir en su equipo, una de las cuestiones que debe valorar es si el grupo de trabajo está formado correctamente. En el sector start-up, por ejemplo, es bien conocido que dos de los primeros aspectos en los que se fija un inversor antes de involucrarse en un negocio es su equipo y el estilo de trabajo.  

Los diferentes estilos de trabajo pueden generar conflictos laborales si no se tienen en cuenta a la hora de formar equipos y asignar roles de trabajo.

banner blog tam-rh

Leave your Comment

Sobre nosotros

TAM-RH nació apra dar solución a la gestión completa de Recursos Humanos, y mucho más. Desde TAM queremos que cualquier empresa pueda hacer feliz a sus empleados.

banner blog tam-rh
× ¿Cómo puedo ayudarte?